Renta disponible y educación | Carlos Romero Plaza

Renta disponible y educación

Recientemente hemos oído a Zapatero sostener que la educación es imprescindible para el futuro de las empresas, y que la mejor de las inversiones que puede realizar una economía es la destinada a la formación. Gusta mucho de decir esto a la par que otras poco o nada potenciadas.

Por otro lado, las clases medias estamos abocadas, dentro del actual sistema de cupos, puntos y demás, en gran medida y en función de nuestro lugar de residencia, a costear para nuestros hijos una educación privada. Se produce una perversión absoluta del sistema para nosotros, en términos de eficiencia:

-  El sistema educativo expulsa a nuestros hijos del mismo, pues nos obliga, por nuestro nivel de rentas, a escolarizar a nuestros hijos en los centros que nadie ha querido, pues somos los últimos del sistema. Nos queda el colegio público que hay a la vuelta de la esquina, en teoría, y que acaba convirtiéndose en  el de la otra punta de la ciudad, que además no cuenta con el típico autobús del cole, donde te aseguras de que tu hijo entra dentro del mismo.

 -  Como para nuestros hijos queremos lo mejor, nos vemos obligados a prescindir de otras cosas y a dedicar un importante esfuerzo en términos de renta a pagar una educación razonable. Pues, deseando que sean personas responsables y trabajadoras (además de felices) les hemos de procurar la mejor educación posible.

-  Nuestros impuestos son precisamente los que financian todo el sistema educativo público.

Se produce así una tremenda contradicción: los que pagan un servicio son los últimos que lo disfrutan y en peores condiciones que los que no lo pagan.

Puede ser que lo anterior contribuya a limar las diferencias sociales y sea justo y redistributivo y equitativo, pero lo que ya no entiendo es que por la parte de renta que me veo obligado a destinar a educación deba pagar impuestos. La educación la encontramos en la Constitución Española, y no sólo tiene que ser un argumento en los mitines políticos, sino también debe ser respaldada desde todas las instancias, una de ellas en sede fiscal. Me gustaría una reducción en la base o como mínimo una deducción en la cuota .Si observamos un catálogo de las titulaciones que poseen nuestros actuales gobernantes parece que ellos no le han dado prioridad a formar su intelecto, lo cual no es razón para que no traten de fortalecer el de los que vienen detrás. Si por ejemplo yo ingreso 100 euros al mes y la educación de mis hijos me cuesta 20 euros yo entiendo que mi renta disponible es 80 euros mensuales y ahí empezamos a hablar de mi capacidad económica, pero no antes. La educación es una necesidad, y como tal debe no sólo verse sino también tratarse. Como gasto necesario. Para mis hijos y para los suyos. No basta con decir en la televisión que hay que superar la cultura del ladrillo y la especulación.  Esto es lo que pienso. Y ustedes…

40 Comentarios | Leído 1319 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

40 Respuestas a “Renta disponible y educación”

  1. CONSTANTINO COCO NAVES dice:

    En materia de educación, como en tantas otras, yo abogo por el principio de subsidiariedad de la Administración Pública y también por el de libre competencia, reservando las subvenciones públicas para los casos de extrema necesidad. Si un centro de enseñanza fuera como una empresa más, que compitiera en el mercado en precio y calidad con las otras empresas, se resolverían muchos de los defectos del sistema educativo. Y para los que de verdad, de verdad, careciesen de recursos económicos, sería el Estado o las CCAA quienes les financiaran la cuota escolar en aquel centro que ellos, libremente, eligiesen.
    ¿Utopía? No. Es otra cosa: ¿qué régimen político querrá prescindir del medio de adoctrinamiento em el que han convertido la escuela?

    • Me cuesta creer que haya ningún partido que tome el tema de la educación como una manera de adoctrinar a los jóvenes, en España naturalmente. En todo caso, la reflexión propuesta es desde un punto de vista estrictamente fiscal. Un saludo.

  2. MERCEDES GALI dice:

    Totalmente de acuerdo con el Sr. Romero, lo mismo ocurre con la Sanidad,la mayoría tenemos concertados seguros de salud privados o bien pagamos los servicios directamete a un médico. Sobre todo en el caso de los profesionales, como es mi caso, que no podemos cerrar el despacho para poder seguir los eternos itenerarios de médicos y pruebas a que te someten en el la Seguridad Social. Pues bien, ese gasto tampoco se tiene en cuenta cuando se calcula mi renta disponible.
    Un saludo y enhorabuena por sus artículos.

    • carlos romero dice:

      Muchas gracias Mercedes: Creo que deberíamos pasar un poco más de tiempo analizando las leyes y apuntando aquellas cosas que se caen por su propio peso. Hay muchas más deducciones y reducciones que si el legislador quisiera entrar a estudiar, sin tener la calculadora en la mano, no nos podría negar. Un saludo. Carlos.

  3. Fernando Acebrón dice:

    Pues habrá que impulsar la corriente a favor de las desgravaciones en materia educativa, porque si bien es cierto que durante algún tiempo han tenido cierto trato de “favor” a nivel empresarial (permitiendo deducciones por gastos de formación profesional), también lo es que NADIE se ha acordado nunca de los gastos a nivel familiar.
    Y lo mismo pasa con la sanidad, puesto que si el seguro lo paga la empresa tiene una fiscalidad ventajosa, pero si lo hace el cabeza de familia es porque puede; sin tener en cuenta no sólo la reducción de su renta disponible, sino la liberación de recursos que proporciona a la sociedad al no hacer uso del sistema público de Sanidad (o de Educación, en su caso).
    Un saludo desde Guadalajara

  4. Pilar ibor dice:

    Este es un tema que ya me parecía interesante tratar cuando hice la carrera y el máster fiscal. Ahora, como madre y profesional de los impuestos, lo veo como una necesidad para que el concepto renta disponible cobre todo su sentido.¿por qué no podemos elegir la educación que queremos para nuestros hijos? Un saludo para todos.

  5. Taxista Díscolo dice:

    Es el inconveniente de ser “excesivamente rico” para Hacienda, aunque no lo bastante como para formar parte de una SICAV… Definitivamente, voy a tener que cambiar el taxi por algo más rentable. Así, de paso, también pagaré menos impuestos…

    • Hola taxista, no sé si lo sabes, pero hay muchas personas de renta más bien baja que son parte de una sicav, si bien es cierto que lo son desde un punto de vista instrumental, por el intreés del creqador de la misma. en todo caso no entiendo el por qué un hombre “excesivamente rico ” no puede llevar a su hijo al colegio de la esquina si considera que la educación que allí ofrecen es la más adecuada para sus hijos. Un saludo. Carlos.

  6. Juan dice:

    Enhorabuena Carlos. Comparto todos tus comentarios!!!.
    Como todos sabemos y muy bien describe Carlos, cuando tus hijos empiezan a decir Papa o Mama es el momento de preocuparse de su futuro, de su educación, de buscarles un colegio. Ahí empiezan los problemas. En primer lugar buscas en el colegio que te han recomendado amigos y familiares, que está cerca de tu casa y además el nivel educativo es muy bueno. Pero te llevas la sorpresa de que como pagas más impuestos que el nivel requerido (una paradoja??) y que ni tu mujer ni uno mismo es minusválido, tu hij@ no tendrá plaza. Por lo que tienes dos opciones: o llevarlo al colegio público de la otra esquina de la ciudad (donde quedan plazas por que nadie quiere llevar ahí a sus hijos) o gastarte todos los meses una cantidad de dinero (que ahorras al estado) para que tus hijos tengan una educación adecuada.
    La mejor inversión que puede hacer un estado es la educación, formación y especialización de los que en el futuro se deberán preocupar de la I+D+I tan cacareado por nuestros políticos. Si no se fomenta y facilita a las familias esto, el futuro de nuestra sociedad estará en quiebra. Una muy buena opción para fomentar la libertad de los padres a la hora de elegir el mejor centro educativo de sus hijos sería la propuesta por Carlos.
    Carlos convence a ZP………….

  7. ricardo galiana dice:

    Hola Carlos:

    En primer lugar, enhorabuena por tu blog, por los temas elegidos, y por exponerlos con amenidad, que no es fácil.

    El tema que apuntas, creo yo que tiene que ver más con el coste de los servicios públicos, que con un tema estrictamente tributario.

    Yo soy de la opinión que las cosas hay que pagarlas y cuando no tienen coste o no se aprecian o se abusa de ellas. Y si hay que poner un céntimo o un euro sanitario, por cada acto médico, porque la Sanidad es deficitaria, pues se paga, no creo que a nadie se le vaya a caer los anillos, por poner una cantidad simbólica,´para financiar un servicio que estás disfrutando y creo que todo el mundo podría pagarlo (luego estarían las excepciones para los que no pudieran), y pondría coto, en parte a algunos abusos de ciudadanos que están copando la Sanidad Pública muchas veces por nimiedades, porque es gratis. Claro que esto políticamente no te daría un solo voto.

    Lo mismo pasa con la educación. Me parece una injusticia que si yo comparto el iderario católico de un centro concertado no tenga derecho a llevar a mis hijos a ese colegio porque tengo un nivel de renta que no me da ni un punto, y sin embargo, alguien que no lo comparte, por el nivel de renta, si que pueda llevarlos y, además pagando mucho menos que el coste real de la educación. Y luego encima sale el debate de si los centros concertados católicos tienen derecho a que haya crucifijos o no. Si fuesen totalmente privados, para el que pudiera pagarlos y compartiese el ideario se acabaría el problema.

    Y es que como se ha dicho en algún comentario, los “ricos” al irse al privado, realmente están descongestionando el sistema público.

    Y esto, tendría que tener alguna “compensación”. No se si con un mínimo exento, como dice Carlos o con una deducción (los de más edad recordarán que antiguamente en el IRPF se podían deducir los gastos médicos), pero, por otra parte, iría en contra de la simplicidad del sistema tributario.

    A lo mejor, como dicen algunos Hacendistas, hay que ir a un sistema no de renta obtenida, sino de renta gastada (en el que si puedo comprarme un Ferrari, pague más impuestos, por la mayor capacidad de gasto), con deducción de los gastos necesarios para la unidad familiar (educación, sanidad etc)

    • carlos romero dice:

      Hola Ricardo: No hagas caso a los hacendistas, ya que de alguna manera primaría la imposición indirecta. Lo que importa es el origen de las rentas, que nos da la verdadera capacidad económica de cada uno. Luego el que quiera que haga de su capa un sayo.Un saludo, Carlos.

  8. Tono Mestre dice:

    Mis felicitaciones Carlos por tu clara y concisa exposición, pero que como se puede observar en algunos comentarios, se abre la caja de los truenos de otras cuestiones a revisar por parte del gobierno de turno (recordemos que esto es una responsabilidad de todos y cada uno de los gobiernos que han dirigido y dirigirán el pais desde la vuelta de la democracia) como puede ser la sanidad.
    En cuanto a educación se refiere, claro está que la cualidad que debería primar en la elección del colegio sería el lugar de residencia, cosa que hoy por hoy sucede pero no está lo suficientemente controlado dando lugar a falsos empadronamientos (son cinco puntos)Creo recordar que el tema de renta no cuenta más de medio punto. Si todos hiciésemos cumplir las normas no tendríamos tantos problemas en asuntos como este.

    Un saludo

    • Carlos dice:

      Hola Tono: Creo que la baremación de los empadronamientos ha reducido notablemenrte su peso. En todo caso es triste que el trabajar mucho y ganar un poco más de dinero sea causa de que tu hijo quede un poco relegado en un colegio concertado. Un saludo.

  9. José María Albors dice:

    A cada contribuyente le corresponden conforme a su capacidad económica unas prestaciones determinadas, es comprensible que las rentas mas bajas reciban mas ayudas para obtener dichas prestaciones en base al artículo 48 de la constitución y el articulo 40.1 que estipula que ” Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa”.

    En base a lo expuesto, se entiende que las rentas altas lógicamente no estén de acuerdo al ser el otro lado de la moneda bajo el manto de un estado intervencionista que vela por la seguridad y el orden de sus ciudadanos, pero eso es ley de vida amigos y la norma normarum ha de respetarse.

    Señor Coco Naves estoy muy en desacuerdo con usted, debería fijarse en países como los Estados unidos en los que la educación privada ( aparte de otras muchas cosas) han provocado verdaderos cataclismos a nivel social, tales como la peligrosa educación fundamentalista impartida por lideres regionales de clases religiosos o la educación privada en las casas sin planing conceptual establecido, usted decide si quiere que sus hijos crezcan creyendo que el mundo se creó hace 6000 años por un mono cojo y que la evolución es mentira o apostar por otros metódos.

    Un saludo!

  10. Juan Ferrer dice:

    Querido Carlos,

    Tienes razón, pero extrapolable también a la sanidad, autopistas,…Me explico si analiza el retorno directo de los impuestos que se pagan y se observa que ni se usa la sanidad pública, ni la educación, que hay que pagar la autopista cuando vas a tu lugar de veraneo,… se puede producir un efecto desincetivador del cumplimiento de la carga tributaria, por ello es muy razonable lo que comentas, esto es, cuando recurro al sector privado para satisfacer necesidades que deberían estar cubiertas con mi contribución fiscal debería articularse un retorno (deducción, reducción,…)

    El problema es que lo que pides ya está previsto por el legislador fiscal, se llama mínimo exento, lo que ocurre es que es que hay una gran diferencia entre lo que el legisdor entiende que se destina a esas necesidades básicas y lo que realmente cuestan.

    Además, lo peor de todo es que las rentas medias y altas, acaban perdidendo el derecho a la práctica mayoría de los beneficios sociales y ello tiene difícil explicación si entendemos que el IRPF es un tributo redistributivo, es decir cuando lo pagas se entiende que estás en las mismas condiciones que el que no paga IRPF o el que gana menos ya que tu (en compensación) has pagado más a Hacienda, por ello deberia desarparacer el punto por rentas altas para acceder al colegio que deja fuera a los que más impuestos pagan, las ayudas y subvenciones sociales (cursos, viajes, discapacitados,…) la deducción por alquiles, y a partir del 1 de enero de 2011 también la deducción por adquisicón de vivienda.

    Un abrazo,

  11. Jose Angel dice:

    Apreciado Carlos,

    Creo que lo que tu apuntas no deja de ser un mal endémico de nuestro sistema impositivo del IRPF. Me explico, creo que deberíamos volver a deducciones como gasto de enfermedad, seguros de salud, adquisición de vivienda (ya critico que se retire y todavía no ha entrado en vigor su eliminación), alquileres, etc… Cuando se trata de dedicar recursos, unidades monetarias o pongámosle el nombre que queramos, a satisfacer cosas necesarias (y la educación lo es) ello debería ser incentivado y, en nuestro IRPF solo puede tener dos lecturas:

    - gasto deducible
    - deducción en cuota.

    Cuando el legislador ha querido incentivar algo, ha creado incentivos fiscales, como el seguro de salud que no tiene la consideración de retribución en especie hasta un límite de 500 euros anuales por persona… pues bien, creo que se debería abrir más el abanico de incentivos y aplicarlo a gastos de enfermedad (antes daban derecho a deducción), alquileres pero sin límite, vivienda y la educación creo que también debería gozar de ciertos beneficios, porque no tiene sentido que las clases de inglés en las empresas no tengan la consideración de retribución en especie sujeta y las clases de inglés de los hijos o las satisfechas por la propia persona no sean gasto deducible, ¿porqué se incentiva el reciclaje y el estudio de la gente a partir de cuando tiene trabajo y no en los gastos previos hasta su consecución? parece paradójico ahora que lo que hay que hacer es incentivar la búsqueda de trabajo… y quien habla de clases de inglés habla de másters, educación básica, posgrados de todo tipo, formación profesional, etc…

    En fin, que gracias por hacerme reflexionar sobre estos temas, si bien o se buscan soluciones o …

    Un fuerte abrazo

    • carlos romero dice:

      Hola Jose: Tras leer tu comentario, con el que no puedo mas que estar de acuerdo sólo me dan ganas de hacer un libro blanco de propuestas al legislador para racionalizar un poco más el sistema de deducciones. un saludo. Carlos.

  12. ramon perez dice:

    Estimado Carlos:

    Totalmente de acuerdo. Ahora mismo estamos ante una real doble imposición, la primera por el lado del ingreso, absolutamente razonable, y la otra por el lado del gasto, que yo no entiendo. Y no se trata de que no quiera contribuir al orden y la equidad social, es la forma en la que me quieren hacer contribuir: turbia, poco clara.

  13. Sanch dice:

    Estimado Carlos,
    Si bien comparto tus comentarios, entiendo que todo gira respecto al concepto de renta disponible que se decida deba ser gravada desde un punto de vista de política fiscal, así, deberían también exonerarse de gravámen la parte de los ingresos destinados a pagar gastos relativos a la hipoteca, sanidad, alimentación..etc?,
    en fin, desde luego desde una perspectiva de medio-largo plazo, con unos niveles educacionales como los que los informes asignan a España, sin lugar a duda, la administración debería apoyar propuestas como las planteadas, así quizá algún día, nuestros hijos, que ya no nosotros, tendrán un Parlamento digno de una sociedad avanzada…

  14. Alemán cuadridulado dice:

    Estimado bloguero;

    Leo el artículo y todos los comentarios hechos sobre el tema en cuestión, creo que todos tienen alguna parte de razón pero no me atrevo a proponer un sistema equitativo para todos.

    Lo que si que veo habitualmente en las puertas de algunos colegios (casi siempre concertados), a la hora de entrada, unos atascos de coches de alta gama aparcados en doble y triple fila y me pregunto: ¿aquí no se supone que la renta disponible tiene que ser inferior a x para que le den plaza a tu hijo?.

    Algo falla en el sistema actual. La administración en general incentiva el engaño.

    Un idealista desilusionado.

    • carlos romero dice:

      Hola Alemán: Efectivamente parece un contrasentido que se acepten las terceras filas de coches de alta gama aparcados, lo que indica que el niño no vive en la zona del colegio, y no se acepte que haya que emplear muchas personas y muchas comisiones de estudio para mejorar esto. No se entiende, pero no te desilusiones que todo llegará. Un saludo. Carlos.

  15. Gonzalo dice:

    Hola a todos: En mi caso tengo una hija y hace un par de años que, al hacer números me dí cuenta de que efectivamente el dinero destinado a su educación es una renta de la que no dispongo y no tengo claro de que sea por mi gusto.Un saludo.

  16. Olivia dice:

    Ojalá viniera una deducción en cuota,para mi el dinero que destino al Cole es una renta no disponible.Que lo estudie el legislador.Un saludo.

  17. Paula dice:

    Sería muy bonito que esta hipotética reducción no nos dejara por el camino una parte importante de nuestros ahorros que SÍ es un gasto necesario. Es la educación de nuestros hijos y nosotros decidimos lo que queremos para ellos.

  18. Borja M dice:

    Estimado Carlos

    La educacion en España segun el informe pisa esta al mismo nivel que un pais de tercer nivel. Mas del 50% de la poblacion adulta actual no ha cursado estudios superiores, asi que creo que tenemos un grave problema educativo.

    Hay solucion, unos la tacharan de liberal y otros de fundamentalista pero es la que hay: deberia de liberalizarse la educacion (con un control minimo del estado en los centros concertados o privados). Que cada cual busque su colegio preferido, que cada colegio ofrezca precios y que el estado mantenga los publicos, no las CCAA. En el mismo instante se entraria en un nivel competitivo de haber que escuela es la mejor, mejoraria pues el nivel educativo del pais. Aquellos centros a los que no vaya nadie (por algo sera) se tendran que cerrar y punto. Basta ya de que el Estado te diga donde tiene que ir tu hijo, que no estamos en un regimen norcoreano.

    Para los que no tengan el dinero necesario el Estado dispondrá para ellos los colegios publicos adaptados a sus necesidades y asi cumpliriamos el precepto constitucional 40.1 que estipula que ” Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa”, que tanto le gusta a mi amigo Jose Maria.

    Un saludo.

  19. Daniel R. dice:

    Buenas tardes D. Carlos.

    Que la educación pública esté garantizada para los que menos recursos tengan, hace posible que todos tengan acceso a ella. La educación cuesta un dinero al Estado, que es sufragado por todos a través de los tributos y otros medios con que el Estado obtiene ese dinero. De esta forma todos contribuyen a hacer posible que la educación llegue a todo el mundo.

    Pero estas divagaciones tienen en la realidad otra representación. Desgraciadamente el sistema pone dificultades a los padres impidiéndoles llevar a sus hijos al colegio que desean, en función de lo que aquellos ingresan. Se da así la absurda situación de que los padres, que mantienen la educación pública con sus contribuciones, tienen que pasar mayores dificultades por ingresar mayor cantidad. Es decir, son más perjudicados. Pero poniendo obstáculos a los padres, el Estado se pone obstáculos a sí mismo, pues son ellos quienes lo mantienen. Es una forma de ponerse palos en las ruedas.

    Sería beneficioso para los padres, y por extensión para el Estado que se produjera una reducción en la base, dado que los padres, al dedicar su esfuerzo a la educación, no están sino ayudando al Estado. Por eso no sólo sería beneficioso para los padres, sino que además sería lógico. De ahí que los poderes públicos debieran reconocer que si uno ingresa 100 euros al mes y la educación cuesta 20, la renta disponible es de 80, y que es ahí donde empieza la capacidad económica para tributar, no antes. Si realmente tiene sentido incluir el derecho a la educación como un derecho fundamental (art. 27 CE) que cuente con la mayor protección constitucional (desarrollo mediante L. Org., susceptible de recurso de amparo), debe actuarse en consecuencia, y tratarse como dice en el artículo como una necesidad que ha de ser atendida con sentido común viendo en ella un gasto necesario.

    Una solución estupenda la da Borja al hablar de liberalizar la educación, o en su caso de utilizarse el cheque escolar.

    Un saludo.

  20. Tania C. dice:

    Estimado Carlos
    Estoy de acuerdo con usted.
    Debido a que la educación es un derecho constitucional y algo indispensable para formar el futuro de las nuevas generaciones, sería lógico que si los padres deciden llevar a sus hijos a un colegio privado porque no les gusta el publico que les corresponde o prefieren que llevarlos a un colegio privado que posiblemente sea mejor, sería lógico que pudieran deducirse la cuota.
    Un saludo

  21. ELENA GABRIEL dice:

    Estoy totalmente de acuerdo, de que la educacion de nuestros hijos es lo mas imprtante para nosotros,pero no parece que lo sea para el gobierno,pues en lugar de fomentar una buena politica educativa, lo que hace es complicar su funconamiento. Soy de la opinion, de que los padres deberiamos de poder elegir, segun nuestras convicciones,el colegio para nuestros hijos, y que no fuera por imposicion del gobierno, pues para eso financiamos el sistema educativo con nuestros impuestos. Elena gabriel

  22. Àngel A. dice:

    Estimado Carlos:

    Me gustaría resaltar que en el sistema público de enseñanza el problema no es sólo de calidad sino de gestión. ¿Cómo vamos a dar calidad sino hay una buena gestión que sostenga el sistema?
    La privatización de la gestión de algunos servicios como la sanidad y la educación es en gran parte necesaria.

    Todos sabemos que hay algunos colegios públicos mejores que otros, y sino sólo hay que fijarse en el colegio al que van las hijas del Presidente del Gobierno, que para ser público, llevan hasta uniforme.

    Un saludo.

  23. Teresa Plaza Trinidad dice:

    Desde que era bien pequeña, leía comics de Mafalda.
    Ella no se cansaba de repetir : ” Una sólida cultura
    es la herencia más segura “. Y, ahora que soy mayor, me he
    dado cuenta de la razón que tenía…….
    Los niños, los jóvenes, deben ser alentados a leer, a
    estudiar y a conocer en profundidad el mundo que les rodea.
    Desde el Gobierno se debe alentar esta iniciativa, colaborando
    estrechamente con los padres y facilitando la enseñanza para
    todos, gratuíta y de calidad. Del mismo modo, se debe apoyar
    a los padres que desean que sus hijos disfruten de la enseñanza
    privada, puesto que están dejando plazas libres en colegios
    públicos a niños que tal vez las precisen en mayor grado
    que sus hijos.

  24. Teresa Plaza Trinidad dice:

    Desde que era bien pequeña, leía comics de Mafalda.
    Ella no se cansaba de repetir : ” Una sólida cultura
    es la herencia más segura “. Y, ahora que soy mayor, me he
    dado cuenta de la razón que tenía…….
    Los niños, los jóvenes, deben ser alentados a leer, a
    estudiar y a conocer en profundidad el mundo que les rodea.
    Desde el Gobierno se debe alentar esta iniciativa, colaborando
    estrechamente con los padres y facilitando la enseñanza para
    todos, gratuíta y de calidad. Del mismo modo, se debe apoyar
    a los padres que desean que sus hijos disfruten de la enseñanza privada, puesto que están dejando plazas libres en colegios
    públicos a niños que tal vez las precisen en mayor grado
    que sus hijos.

  25. Enrique Esparza dice:

    Cuánto hubiera agradecido esta posible medida en los años que los niños iban al colegio. El legislador debe preocuparse un poco más de las familias y dejar de inventar tonterías novedosas cuya eficacia para el bienestar del ciudadano está aún por probar.

  26. La gratuidad de la enseñanza, como es obvio, no implica que esta sea de la calidad deseada, y la Administración debería de ser consciente de ello, con ayudas fiscales a la enseñanza de pago y deducciones de cuota.
    Además, la gratuidad de los servicios tanto de la enseñanza como por ejemplo el de la sanidad, podemos decir, que no están al nivel deseado.

  27. gcuatro dice:

    Mi manera de pensar no dista de la suya. No entiendo, si el colegio me queda más cerca, sumo punto, si soy antiguo alumno sumo punto, si…sumo punto, y a la hora de la verdad, el que no tenía puntos, el que no paga, el que tiene “ayudas o subvenciones” gracias a todos los que pagamos, entra en el colegio ¿por qué mi hijo no? ¿qué me he perdido? Así pues, el niño entra en el colegio católico de enfrente de mi casa con un pañuelo en la cabeza, con cero puntos y la arca llena, y yo, me busco la vida con la cruz acuesta y con… espere que piense, si de 100, 20 son para mi hijo, 10 para la luz y agua, 5 para contribución, 10 para comer porque a mi no me subvencionan, sino que, me suben el IVA (pongo diez porque iremos a base de fruta y verdura que es muy sana y así ahorramos en médicos que pago, pero, como estoy sano, los dejo para quien gracias a ayudas comen mejor y les sube el colesterol por eso siempre están en el médico) y hasta 100, me quedan 55 que es la gasolina para llevar a mi hijo al colegio porque está en la otra punta de la ciudad (hay que recordar que, yo tenía puntos y pago). Y me pregunto ¿acaso es que me están “educando” para no pagar? Claro está, esa “enseñanza/educación”, me la promociona una persona que en su época aprendía francés en la escuela y a día de hoy, así lo habla.

  28. Antonio dice:

    Conozco a varios amigos que se plantean el tener un tercer hijo o no con la calculadora en la mano. Esta posible medida sería buena para gravar la renta que efectivamente le queda a la unidad familiar después de atender gastos y, posiblemente incidiría en un pequeño aumento en la tasa de natalidad. Saludos.

  29. María B. dice:

    En mi caso nunca me había planteado el tema del colegio hasta que ha nacido mi hija y me han empezado a bombardear los compañeros de trabajo sobre ir haciendo planes (porque ya tiene un año) y sólo tengo dos para conseguir “puntos”.
    La primera recomendación que me dieron todos y que usaron algunos me dejó pasmada… “ve preparando los papeles del divorcio que si no eres familia monoparental no entras”, luego está la de… tienes que alquilar una casa cerca del colegio para empadronarte (porque en mi caso son los abuelos los que tienen que llevarla y recogerla y la casa de los abuelos no da puntos) y sigue contando…
    Sinceramente, me planteo uno privado, lo que me supondría tener que volver a trabajar más horas y quitárlas de las que paso con mi hija y para colmo aumentarían los ingresos por lo que en renta pagaría más. Al final termina resultando atractiva la opción “B”, irme al paro, quedarme dos añitos en casa con mi niña, ahorrarme la guardería y encima ganar más dinero del que gano ahora con la reducción de jornada… Por desgracia la opción “chupar del bote” es siempre la más interesante en este país.

  30. carlos romero dice:

    Bueno, no hay que tirar la toalla. Que esto no esté bien regulado, que no lo está, no quiere decir que nunca vaya a estarlo. Hay que confiar en que con las propuestas que se nos vayan ocurriendo a los asesores fiscales y otros colectivos del país podamos hacer comprender al legislador que las opciones que apuntáis de ir trampeando necesitamos que no sean las más saludables. Y tristemente el sistema nos lleva a que sí sean las más comunes. Un saludo. Carlos.

  31. francisco llorens dice:

    Abogo totalmente por esta medida Ahora mismo hay un grupo de padres en cualquier lugar de España agobiados con este tema y siendo como es algo necesario habria que empezar con un libro blanco sobre esta relacion.

    • Carlos dice:

      Hola Francisco: Esta situación se repite desde hace años y el cambio que comentas es una necesidad más que otra cosa. Siempre hay padres en España agobiados con el tema. Esperemos un cambio legislativo.

  32. Rogelio dice:

    A mi ya me toca dar el paso en septiembre de ir buscando colegio y me planteo dejar de cobrar en la empresa.Esto es triste y no creo que sean criterios validos para elegir el colegio de los niños.

Enviar Comentario

*