Deducción en casa

Ayer Zapatero hizo gala de su candidatura a una posible película que se llamaría “El improvisador”. Va y nos saca un nuevo paquete de medidas fiscales. Otro plan nuevo.  Si nos acababan de decir que estábamos en el buen camino, la ministra no veía un plan B y otros ministros ya habían dado por sentado que no se tocaría la ayuda a los parados. Se ve que pierden vigencia según como sopla el viento. Y como el aire se mueve mucho estos días…

Algo que podría hacer para siempre y de verdad es ayudar a las personas a hacer más llevadero su pasar a lo largo del mes y llegar con cierta dignidad al final del mismo. Una idea que ya hemos apuntado en distintas ocasiones y desde diversos medios es hacer deducible al personal doméstico, a “la chica”, a “la kely”, “la queli” o la señora que ayuda en casa. Y tendría mucho sentido porque es un gasto necesario y genera puestos de trabajo y riqueza para el país. Y se frena un tramo importante de economía sumergida que a muchos les gustaría aflorar y a todos nos gustaría que aflorara.

Son cientos de miles las empleadas del hogar que hay en España. Y una barbaridad de ellas no existen en ningún censo. No cotizan. Esto es hoy un problema que se agrandará el día de mañana, cuando no estén fuertes para trabajar y no tengan derecho a cobro alguno, dependiendo de algún familiar caritativo.

Es una realidad que una persona, pongamos una madre economista o ingeniero, para realizarse profesionalmente y dar salida a sus inquietudes intelectuales y laborales, trabaja ocho horas fuera de casa. Si luego, cuando llega no está cada cosa en su sitio, o tiene que planchar una camisa por hijo, o un pantalón o unas sábanas o pasar la mopa o limpiar el horno o los baños o recoger la cocina…puff, es mucho pedir. Si el padre hace lo mismo y se dividen el trabajo al 50% sigue siendo mucho. Para un matrimonio con hijos que queremos que trabaje hace falta una persona que realice estas labores. Y eso significa un puesto de trabajo, y una persona cotizando en la seguridad social y una persona declarando en renta, que la mayoría no lo hace. Disminuiría la tentación de los profesionales de generar dinero opaco al fisco para pagar estos servicios, porque no entrarían dentro del concepto de renta disponible, porque en  casos como el que he enunciado es absolutamente indisponible ¿ por qué me puedo deducir la limpieza en mi empresa y no en mi casa? Aquí hay gente que tiene que sentarse a reflexionar, y previa consulta con un equipo ver cómo podemos salir de ésta, que no es poco. Un saludo y hasta el jueves que viene.

14 Comentarios | Leído 505 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

14 opiniones en “Deducción en casa”

  1. ramon perez dice:

    Estimado Carlos:

    Por lo que veo nos estamos encaminando a considerar al sujeto pasivo del IRPF como una empresa, con sus ingresos, sus gastos y su cuenta de resultados. Siempre me ha parecido que los sistemas basados en valores medios (como el que determina el mínimo personal o familiar en el IRPF) acaban siendo injustos, ya que en la media no hay casi nadie.

    Si seguimos el mismo argumento al final nos cargaríamos tambien los impuestos indirectos, pues igual de absurdo me parece que un gasto que acaba generando un ingreso gravable sea a su vez grabado.

    Saludos.

  2. Alemán cuadridulado dice:

    Querido bloguero;

    Dejo en el aire la siguiente pregunta relacionada con este tema y tu tema anterior de la educación, los hijos y demas.

    ¿Que te parecería que instauraran un sistema similar al que se aplica en la Ley de Dependendia para los gastos relacionados con el cuidado de hijos y su educación?.

    Olvidarnos de renta familiar disponible, mínimos familiares, deducciones y demás, para el tema del cuidado y educación de hijos una cantidad que el Estado pagara a las familias y éstas a su vez que lo asignara al pago de cuidadores “la kely” y al colegio que quisiera cada uno.

    Los recursos públicos obtenidos de los ciudadanos asignados a los ciudadanos y éstos que sean los que elijan los servicios de educación y cuidado familiar. Creo que esta forma de asignación de recursos beneficiaría a los que orfetaran servicios más eficientes.

    Otra utopía.

    1. ramon perez dice:

      Querido Alemán a cuadros:

      No he pensado el tema pero te expongo mi experiencia como beneficiario del bono-libro de la Generalitat Valenciana, ayuda económica para el pago de los libros de texto que se recibe en forma de cheque (que pese a agradecerse no es, en contra de la versión oficial, que tengas los libros gratis).

      Yo he observado como, en dos años de experiencia, mi gasto en libros sube, es decir, me da la sensanción de que las editoriales son conscientes de que sin el bono yo asumía un gasto y que con el bono no tengo razón para no asumirlo, por lo que multiplican los libros de apoyo, cuadernillos… y suben el precio de los libros.

  3. Fernando Giner dice:

    Estimado Carlos,

    Muy bueno el artículo. Entre otras, recoge dos verdades: La primera : El Gobierno realiza una estrategia de guerrillas. Lo importante es coger desprevenido al contrario. Lo malo es que el contrario es la oposición y ello provoca las improvisaciones y, por lo tanto, el desconcierto.
    La segunda es que tanto hablar de miles de millones de euros, del BCE y de rescates billonarios se olvidan que la solución está en el día a día de la gente normal. Es decir, en la clase media y su cotidianieda. Con varias medidas como la que propones la gente iría confiando más en la realidad económica.

  4. Taxista Feroz dice:

    La “quely”, la guardería, la canguro-exprés cuando se pone malo el niño (si no dispones de “Abuelo/a al Rescate” que te salve del apuro), el transporte de la compra del super… Trabajar fuera de casa y tener hijos es lo mejor que ha inventado el INEM para reducir el desempleo. Una madre trabajadora (reconozcámoslo, las heroínas suelen ser ellas…) es una inversión de lo más rentable… para los demás… Cada vez lo tengo más claro: dejo el taxi y me dedico a criar a la pitufa. La lavadora se va a enterar…

  5. Gonzalo dice:

    Hola a todos. Creo que sería un buen incentivo para reactivar la economía, ya que aflorarían unos cuantos cientos de miles de puestos de trabajos con lo que ello conlleva en seguridad social y en tributación para el fisco.Un saludo.

  6. Borja M dice:

    Estimado Carlos

    Hacienda parece ser como un ente al que solo le falta ponerse un parche y gritar al abordaje. Con respecto a las actividades de ese tipo (fontaneros, cerrajeros, asistentas, limpiadoras….) es imposible que conforme a lo estipulado en la norma tributaria dichos obligados se sientan inspirados y decidan ganar el dinero legalmente. Actualmente todo hijo de vecino sabe que en negro se obtiene mayores beneficios que en blanco, por decirlo de alguna manera. Lo que tiene que hacer Hacienda es en un ataque de solidaridad y bondad facilitar a esos obligados el desempeño de su labor diaria conforme a la legalidad, pero no lo hace.
    Otro aspecto que planteabas es el de la deduccion en casa. Totalmente de acuerdo, y voy a mas. ¿Por que a una familia (Padre, Madre o tutor) de un dependiente no se le exenta de la mayoria de los impuestos? Aun no puedo creer que un paralitico o que un ciego este obligado a realizar la declaracion. Si se supone que estamos en un estado tan progresista y de bienestar social, porque no ayudamos realmente a esas personas, ¿tan inhumanos somos?. Ademas el precio de esa medida se podria pagar con lo estafado en Marbella o con la Hipica del señor Bono.
    Pero bueno, aqui la gente va por un camino y los politicos por otro, pero sin salida.

    Un saludo

  7. Teresa Plaza Trinidad dice:

    Cada vez más brillante, Sr. Romero.
    Ayer me explicaron que el Sr. Zapatero tiene seiscientos asesores, para ” asesorarle ” en tomas de decisión, proyectos,…..
    Ojalá alguno de ellos supiese el veinte por ciento de lo
    que usted sabe. Qué suerte para esta España nuestra!!

    Feliz Navidad y un abrazo!!!!!!!

  8. Teresa Plaza Trinidad dice:

    Cada vez más brillante, Sr. Romero.
    Ayer me explicaron que el Sr. Zapatero tiene seiscientos asesores, para ” asesorarle ” en tomas de decisión, proyectos,…..
    Ojalá alguno de ellos supiese el veinte por ciento de lo
    que usted sabe. Qué suerte para esta España nuestra!!

    Un abrazo!!!!!!!

  9. Teresa Plaza Trinidad dice:

    Cada vez más brillante, Sr. Romero.
    Ayer me explicaron que el Sr. Zapatero tiene seiscientos asesores, para ” asesorarle ” en tomas de decisión, proyectos,…..
    Ojalá alguno de ellos supiese el veinte por ciento de lo
    que usted sabe. Qué suerte para esta España nuestra!!

  10. Àngel A. dice:

    Gran idea la de las señoras de la limpieza, no obstante con las últimas subidas de impuestos (IVA, IRPF… etc) una familia con una hipoteca de 150.000€, hijos y dos sueldos, no puede permitirse el “lujo” de una asistenta.

    Comentarle a la Sra. Plaza Trinidad, que no sólo tiene 600 asesores, ZP también tiene 15 ministros…

    Un saludo.

  11. Daniel R dice:

    Buenas noches Carlos.

    Lo de hacer deducible el personal doméstico sería una medida muy útil, desde luego. Hay dos cosas que menciona de las que hay que hacer eco, una es que esos trabajadores que no cotizan en ningún censo habrá algún día que sobrevendrá el problema de que no tengan de dónde cobrar. Esta posibilidad puede suponer un problema tan grande como empleados del hogar hay. Para prevenirlo, sería una medida inteligente el hacerlos deducibles para que afloraran. Es pues, conveniente también en este sentido que no haya economía sumergida.

    Y la otra cosa es que no sólo sería útil para sanear la economía sumergida, y provechoso para el futuro mantenimiento de los trabajadores del hogar, sino que además sería justo, ya que como apunta, es un gasto en muchas familias necesario (como la educación, en su otro escrito) y por ello podría quedar fuera de la renta disponible. Además de que genera puestos de trabajo y riqueza en el país.

    Un saludo.

  12. Enrique Esparza dice:

    Mi caso es parecido. Trabajamos los dos y es indispensable que alguien nos ayude en casa. Y eso que los hijos se van haciendo mayores, hace unos años era no indispensable, sino “superindispensable”. Öjala alguna de estas propuestas viera la luz y nos favoreceríamos todos a corto y a largo plazo.

  13. Es evidente que el tema del trabajo doméstico requiere una revisión en la legislación laboral, como también una revisión al mismo tiempo de la legislación fiscal que beneficie al empleador.
    De la primera parte del comentario se deduce que las legislaciones fiscales no pueden variar con tanta frecuencia, ya que producen inestabilidad en el contribuyente y en el empresariado.

Deja un comentario

*